6 confluencias de ríos, juntos pero separados

Al encuentro entre dos o más cursos de agua se le llama confluencia y, muchas veces, las corrientes que se juntan son tan diferentes entre sí, por temperatura, velocidad, sedimentos u otras circunstancias, que no se mezclan fácilmente y crean llamativos paisajes que parecen irreales. Te mostramos algunas de las tantas confluencias que nos ofrece la naturaleza.

Río Negro y río Solimões. Brasil

Las diferencias de temperatura, velocidad y densidad del agua hacen que estos ríos no se mezclan durante varios kilómetros y generan este fenómeno, unas de las principales atracciones turísticas de la ciudad de Manaus, el río Negro, de aguas oscuras, corre a 2 kilómetros por hora y una temperatura de 28°C, mientras que las pardas aguas del Solimões circulan entre 4 a 6 kilómetros por hora a una temperatura de 22°C.

Río Ródano y río Arve. Suiza

El río Arve nace en el valle de Chamonix en Francia, a los pies del macizo Mont-Blanc. Recibe las aguas de los glaciares cargadas de sedimentos, que le dan su particular color lechoso, ingresa al territorio suizo y después de recorrer siete kilómetros, en el llamado “Point de la Jonction”, se junta con el Ródano, uno de los ríos más importantes de Europa que nace en los Alpes Suizos y tiene una longitud de 820 kilómetros.

(Foto: prosiaczeq/ 123RF).

Río Fraser y río Thompson. Canadá

El río Fraser nace en las Montañas Rocosas canadienses y sus aguas barrosas, después de recorrer más de 1370 kilómetros, desembocan en el océano Pacífico. El río Thompson, su principal aportante, después de recorrer caudalosamente por el área centro-sur de la Columbia Británica suma sus aguas rápidas y profundas a la altura de la pequeña localidad de Lytton.

(Foto: Flickr).

Río Rin y río Mosela. Alemania

Las limpias aguas del Mosela fluyen entre los viñedos hasta desembocar en el inmenso Rin, el río más importante de Alemania, cuyas turbias aguas transportan una gran cantidad de sedimentos. La unión de los ríos se produce en Coblenza (Koblenz en alemán, que significa confluencias de ríos) justo en donde se levanta una gran estatua del emperador Guillermo I, Guillermo el Grande.

(Foto: Iwona Rogowski/ 123RF).

Río Alaknanda y río Bhagirathi. India

El agua transportada por estos ríos proviene de los glaciares del Himalaya occidental en la India y la presencia de partículas minerales les otorga una tonalidad azul turquesa. El Alaknanda proviene del glaciar Satopanth y cerca de la pequeña localidad de Devprayag, se une con el Bhagirathi, la fuente principal del Ganges que nace en el glaciar Gangotri. Luego de esta confluencia pasa a llamarse Ganges, el río más importante de la India.

(Foto: Oleg Doroshenko/ 123RF).

Río Paraná y río Iguazú. Argentina, Brasil y Paraguay

El Iguazú se origina en el cordón montañoso brasileño llamado Serra do Mar, en el estado de Paraná y, luego de un recorrer 1300 kilómetros, desemboca en el río Paraná que también nace en Brasil, de la unión del río Grande y el río Paranaíba. En la confluencia de estos ríos, cerca de las famosas cataratas, se encuentra la Triple Frontera entre Argentina, Brasil y Paraguay. En la zona se encuentran las ciudades de Puerto Iguazú, Argentina; Foz do Iguazú, Brasil y Presidente Franco, Paraguay.

(Foto: Dmitry Malov/ 123RF).

Post relacionados

Dejar un comentario

GDPR