Australia, arte a silo abierto

Silo Art Trail es un proyecto para atraer turistas a los pueblos rurales afectados por la sequía

Después de la sequía que arrasó el interior de Australia un circuito de arte en silos abandonados ha revitalizado a muchos remotos pueblos del interior del país.

De 2017 a 2019, el país sufrió una de sus peores sequías, un desastre natural que afectó a muchos pueblos rurales. Surgió entonces el proyecto Silo Art Trail que desarrolló este circuito artístico para atraer turistas a las diezmadas economías de las localidades de Australia Occidental.

Cada una de estas grandes obras de arte, casi todas con más de 30 metros de altura, visibles a kilómetros de distancia cuenta una historia sobre la región, su gente, su flora y fauna y su historia.

El primer silo fue pintado en 2015, antes de la sequía, en la ciudad de Northam Wheatbelt por dos conocidos artistas callejeros. La estructura, de 38 metros de altura, es propiedad de una cooperativa de productores exportadores de granos.

La intervención artística fue un éxito y se convirtió en un colorido motivo para que los turistas visiten estos remotos lugares, lo que animó a otras ciudades a sumarse al proyecto contratando a artistas internacionales para pintar sus silos abandonados.

Desde entonces, la ruta de los silos se ha extendido a otros estados del país como Nueva Gales del Sur, Victoria, Australia del Sur y Queensland conectando a remotas comunidades a través del arte y el turismo.

En la actualidad hay 35 silos pintados en Australia, distribuidos a lo largo de seis senderos que se extienden por 7.500 kilómetros, sin dudas, la galería de arte al aire libre más larga del mundo.

Post relacionados

Dejar un comentario

This site is protected by reCAPTCHA and the Google Privacy Policy and Terms of Service apply.

GDPR