Category

Experiencias

En los tiempos por venir, el distanciamiento social será una regla así que, te mostramos algunas de las playas del mundo que se llenan tanto de gente que es difícil encontrar un pedacito de arena libre en donde clavar la sombrilla y, la opción cercana y despejada de cada una de ellas.

RÍO DE JANEIRO

La playa de Ipanema en Río de Janeiro, Brasil, durante la temporada alta puede estar increíblemente llena de gente. Para un día de playa relajado, se puede optar por otras playas locales como Grumari o Prainha.

SYDNEY

La famosa playa Bondi en Sidney, Australia, puede llegar a albergar a más de 40.000 personas. Esta ciudad ofrece muchas opciones cercanas y más tranquilas como Jibbon Beach y Shelly Beach, entre muchas otras.

MIAMI

Miami atrae a grandes multitudes durante la mayor parte del año, especialmente South Beach. Para estar cerca del ruido, pero no tanto, North Beach, a pocos minutos en auto, es la opción a elegir.

NUEVA YORK

La playa neoyorquina en Coney Island, junto al paseo marítimo y el parque de atracciones, recibe a miles de visitantes. Si estás más interesados ​​en la privacidad, buscá playas como Jacob Riis en Queens o Orchard Beach en el Bronx.

INGLATERRA

Brighton Beach, con sus frías aguas y su gran muelle lleno de atracciones congrega a la multitud londinense. Una playa cercana, mucho menos concurrida es Rottingdean.

Fuente: www.oyster.com

En Tianducheng, en los suburbios de Hangzhou en la Provincia de Zhejiang, China, se alza una mini réplica de la famosa ciudad de las luces.

En muchos países se han hecho réplicas de monumentos e íconos arquitectónicos famosos, así podemos encontrar un Partenón en Estados Unidos, una Fontana di Trevi en Corea del Sur y una Estatua de la Libertad en Japón, pero, en China fueron más allá, el “copy paste” a gran escala fue de una ciudad entera, y nada menos que de París.

Tianducheng, un barrio de Hangzhou, la populosa capital de la provincia china de Zhejiang, fue el lugar elegido para levantar una mini réplica de la ciudad de las luces. La urbanización inaugurada en 2007 formó parte del megaproyecto urbanístico que planea construir nueve pequeñas ciudades alrededor de grandes centros urbanos para descongestionar la aglomeración de los casi 1400 millones de habitantes del gigante asiático.    

(Foto: Zhao Jiankang/ 123RF).

Como no hay París sin Torre Eiffel, la reproducción china del ícono parisino alcanza los 107 metros, un tercio de la original, pero suma para las selfies. Además, los amantes de la capital francesa no extrañarán el Arco del Triunfo, las fuentes, los jardines, los bulevares, los históricos edificios haussman e incluso los cafecitos que dan a la calle.

Lo cierto es que hoy, en esta ciudadcopia, desarrollada para albergar a diez mil habitantes, solo viven un puñado de residentes y, la lluvia de turistas de todo el mundo que se auguraba, todavía no han llegado.

Fuente: www.infobae.com

Mientras esperamos que se abran las fronteras tenemos tiempo para enamorarnos de algunos destinos. Llegó el turno de algunos puntos de la Costa Amalfitana, en Italia.

Con poco más de 1000 habitantes, la pequeña población de Å, en Noruega, ostenta el título del pueblo con el nombre más corto del mundo.

Å se encuentra en el municipio noruego de Moskenes, en el extremo meridional de las islas Lofoten, un archipiélago situado por encima del Círculo Polar Ártico y formado por unas 2000 islas bañadas por el mar de Noruega. Con semejante ubicación, es fácil imaginar porqué este pueblito de 1.000 habitantes, durante las temporadas más frías, quede prácticamente desierta.

Su nombre, la primera letra de nuestro alfabeto (aunque en español se pronuncia como la vocal “o”), paradójicamente, es la última letra del alfabeto noruego (después de la z, æ y la ø) y significa “lugar donde hay agua”.

“Longest place name in the world” mucho más corto que anunciar el nombre del lugar. (Foto: itravelnz/Flickr).

En los últimos tiempos y debido a su particular denominación, en Å, el turismo se ha convertido en su principal fuente de ingresos. No obstante, la tradición pesquera del lugar sigue viva en los secaderos de pescado y contar con una fábrica de aceite de hígado de bacalao que data de 1850.

El lugar permite disfrutar de la naturaleza, el descanso y la visita a los dos museos de la localidad: el Museo Lofoten Stockfish (Lofoten Tørrfiskmuseum) en donde se muestra el proceso desde que el pescado es llevado a tierra hasta que finalmente se empaca y está listo para la exportación y el Museo del Pueblo Pesquero Noruego (Norsk Fiskeværsmuseum) que aborda la vida pesquera en Lofoten en los últimos 200 años.

El largo cartel con el largo nombre de la colina neozelandesa constituye todo un atractivo turístico. (Foto: Michal Durinik/123rf).

Fuente: www.viajerosblog.com

Si no te gusta el invierno, odias el frío y te encanta morir de calor en verano, te invitamos a conocer y levantar la temperatura en estos verdaderos “hornos”, los lugares más calientes de la tierra.

Desierto de Lut. Irán

En este lugar, ubicado en el sureste del país, en 2005 se registraron 70,7 grados centígrados, la temperatura más alta conocida del planeta. El doctor Amir AghaKouchak, profesor de la Universidad de California fue uno de los científicos que visitó este desierto y le dijo a la BBC: “no hay plantas, sin embargo, hemos observado una diversa vida animal como insectos, reptiles y hasta zorros del desierto”, y agregó: “una tierra sumamente caliente y mucho viento, es lo que provoca el calor. Es casi como tener un secador de pelo encendido todo el tiempo”, explica el científico”.

Badlands de Australia

Las áridas tierras del interior de Australia, conocidas por sus temperaturas abrasadoras durante los períodos de sequía, en 2003 las fluctuaciones térmicas provocadas por “El Niño” elevaron el termómetro hasta los 69,3 grados. Algo lógico, según los científicos, ya que Australia es el continente más seco y el más desierto de la tierra. Como su nombre lo sugiere, la zona de Badlands no es apta para vivir.

(Foto: Marco Brivio/ 123RF).

Montañas de Gaochang. China

También conocidas como las Flaming Mountains (montañas ardientes), forman parte de la cordillera Tian Shan en la provincia china de Xinjiang en el borde del desierto Taklamakan. Este lugar, conformado por estériles cerros erosionados de arena y piedra rojiza, es conocido como el punto más caliente del país y en 2008 se registró la temperatura más elevada: 66,8 grados. Junto a la montaña se expone uno de los mayores termómetros del país mostrando la temperatura actual.

(Foto: Zqmai/ 123RF).

Al Aziziya. Libia

Ubicada a unos 44 km al suroeste de lqa capital del país, Trípoli, en Al Aziziya el 13 de septiembre de 1922 se registró una temperatura de 57,8 grados y durante más de 90 años llevó el título del lugar más caliente de la tierra. Sin embargo, en 2012, un grupo de meteorólogos descubrió que tal medición era inexacta y fue despojado del primer lugar. De todos modos, cada verano, en la ciudad las temperaturas llegan a la nada despreciable cifra de más de 48 grados.

(Foto: Tienko Dima/ Unsplush).

Valle de la Muerte. Estados Unidos

Este Parque Nacional del sureste de California, en el desierto de Mojave, es el lugar más bajo (86 metros por debajo del nivel del mar), seco y caluroso del país y en 1913 consiguió el récord de temperatura más alta de la historia: 56,7 grados, aunque durante las noches el mercurio caiga por debajo de los cero grados. Sin embargo, el clima extremo no detiene al casi millón de personas que visitan cada año en busca de los paisajes desérticos, los bosques frondosos y los abruptos acantilados del lugar.

(Foto: Meric-dagli/ Unsplush).

Kebili. Túnez

Kebili es una ciudad ubicada en el suroeste de Túnez rodeada por oasis y considerada como una de las puertas de entrada al Sahara. En esta zona del continente, habitada desde tiempos remotos (hay evidencias de presencia humana desde hace aproximadamente 200.000 años), las personas han soportado las temperaturas abrasadoras en donde la media en el verano supera los 55 grados.

(Foto: Goran Jakuš/ 123RF).

Wadi Halfa. Sudán

Esta sofocante ciudad, en donde prácticamente no llueve durante el año, se ubica a orillas del lago Nubia (la parte sudanesa del lago Nasser) en el norte de Sudán. Rodeada por las dunas del desierto de Nubia, el extremo oriental del desierto del Sahara, y tiene una población de alrededor de 15,000. En abril de 1967 se registró la temperatura más alta de su historia: 53 grados. Su mes más caluroso es junio con medias máximas de 41 grados.

(Foto: mark52/ 123RF).

Una bahía es un accidente geográfico que se forma con una entrada de agua de mar u océano, rodeada por tierra excepto por una apertura. Tiene la forma de una concavidad sobre la línea costera, que se crea a partir del movimiento del mar.

Tienen una gran importancia económica y social ya que, debido a sus características naturales, suelen permitir la construcción de puertos o generan espacios naturales de gran diversidad. Más allá de su función, lo cierto es que las bahías conforman paisajes realmente hermosos. Te mostramos algunas de ellas.

Oymyakon es una pequeña localidad situada en el este de Siberia, en el noreste de la República de Sajá que forma parte de Rusia. En este lugar el 26 de Enero de 1926 se registró la cifra de 71,2 grados bajo cero. Con un promedio 47 grados bajo cero (la máxima es de 22 grados bajo cero y la mínima de 58). Los termómetros que registran semejantes temperaturas son de alcohol porque el mercurio se congela a 39 grados bajo cero.

Parece un chiste pero Oymyakon, en idioma yakuto, significa “agua líquida o agua que no se congela”, esto se debe a las aguas termales en las inmediaciones. La aldea, en sus orígenes era una parada de pastores nómadas de renos que aprovechaban estas aguas para descansar y calentarse. Hoy de esas termas viene el agua para el uso doméstico que es llevada diariamente a las casas en camiones cisterna y además, sirve para alimentar el sistema de calefacción.

(Foto: Maarten Takens/ Flickr).

El pueblo vive en parte de las minas de oro y de antimonio. Otra de las actividades económicas es la cría de ganado y de caballos. También hay pescadores y cazadores de renos y alces.

En el día a día, los cerca de 1000 habitantes, se han adaptado a las particularidades de vivir en un clima tan extremo: como las cañerías se congelan, los baños están a la intemperie en pequeñas casetas de madera, con las letrinas cavadas en la nieve. Si alguien fallece, es imposible cavar tumbas en un suelo tan congelado así que antes tienen que hacer hogueras para poder derretir el hielo. Los vehículos duermen en garajes con calefacción. Los motores una vez en marcha, en el exterior, no pueden apagarse porque el combustible se congelaría. Un mes al año los niños no tienen clase porque la temperatura baja de los 54 grados bajo cero y cualquier parte de la piel expuesta al frío se congela rápidamente. La dieta es básicamente carnívora (carne de venado, de ternera y de potro) ya que no hay planta que prospere en el suelo helado y las frutas y verduras son muy caras. Los peces se congelan en solo 30 segundos después de haber sido sacados del río.

Sólo en la Antártida se registran temperaturas aún más bajas, 91 grados bajo cero, pero allí no hay poblados y solo viven, temporalmente, los científicos.

Fuente: www.Infobae.com y www.verne.elpais.com

Fotos: Maarten Takens/ Flickr.

Mientras muchas regiones del mundo se preparan recibir a los visitantes, la llamada “nueva normalidad” deberá introducir nuevos protocolos para los recorridos y viajes de aventura para que los turistas y el personal se sientan seguros y protegidos. Lonely Planet publicó una lista de nueve cambios que, según los expertos, la industria y los viajeros llevarán a cabo en  el futuro.

1. Jugar de local

Leigh Barnes, miembro de Intrepid Travel, la compañía de viajes de aventura para grupos pequeños más grande del mundo, opina que los recorridos locales y nacionales volverán primero porque “las personas estarán ansiosas por salir después de meses de aislamiento y se sentirán más seguras con las garantías ofrecidas por sus propios gobiernos”. Espera además que “las empresas de viajes se adapten y respondan a estos nuevos patrones de viaje desarrollando nuevas experiencias para satisfacer la demanda”.

(Foto: Jijis/ Flickr).

Will Gluckin, jefe de comunicaciones de Get Your Guide, el sitio que agrupa toda la información y actividades que se pueden desarrollar en un destino turístico, dice que “a medida que la industria turística mundial comience su largo camino hacia la recuperación, los primeros viajeros serán locales que explorarán sus patios. Los proveedores de actividades deberán adaptar el tono, el contenido y los itinerarios de sus productos para acomodar a esta audiencia nueva y contar historias diferentes”.

2. Distancia social

Según Rob Rankin, presidente de la Asociación de Operadores de Turismo Incoming de Irlanda, los viajes se verán afectados por las limitaciones de capacidad debido al distanciamiento social. Además “los proveedores de actividades ofrecerán más opciones al aire libre en lugares menos poblados, con una capacidad de grupo más pequeña que sería más fácil de distanciar socialmente”. Al respecto cree que los operadores adaptarán su producto para garantizar el cumplimiento de las pautas de salud, como acortar las distancias diarias de viaje en buses o combis, y no visitar tantos lugares diferentes por día.

El distanciamiento social, acortar las distancias de viajes en buses y no visitar tantos lugares diferentes por día son algunas de las pautas de salud. (Foto: Florian Schmaezz/ Unsplush).

3. Viajero responsable

La experiencia común que ha dejado la pandemia lleva a pensar sobre cómo nuestras elecciones impactan a las personas en otros países. Bruce Poon, fundador de G Adventures, operador de tours guiados en grupos pequeños con sede en Toronto, anticipa que podemos pensar más en las personas como individuos donde quiera que vayamos y comportarnos en consecuencia.

“Al emplear a personas locales en lugar de expertos foráneos, ya sea alojándose en hoteles locales o con familias y pagándoles el privilegio, y comprando su bebida al tipo con el carrito en la calle en lugar de a las grandes cadenas, puedes asegurarte de que más de tus dólares de viaje permanezcan en los bolsillos de las personas que hacen que tus viajes sean tan memorables”, dice. “Créeme, puedes organizar un viaje exitoso con los mismos principios y no solo disfrutarlo más, sino volver sabiendo que has hecho del mundo un lugar mejor, no uno peor”.

4. Aire libre

Hemos tenido mucho tiempo para enfocarnos en la naturaleza últimamente, y Leigh Barnes de Intrepid Travel cree que los futuros tours se centrarán más en el bienestar y la naturaleza. “Debido a que 2020 se ha definido al pasar mucho tiempo en casa y en el interior debido a la pandemia, anticipamos que 2021 se tratará de salir al aire libre y mantenerse activo, con recorridos centrados en cosas como el ciclismo, el senderismo y la atención plena”, dice. “Los destinos remotos con menos visitantes y los que ofrecen una conexión más profunda con nuestro mundo natural, como Galápagos, verán mucho interés”.

Los destinos locales serán los primeros beneficiados en la recuperación de la actividad turística. (Foto: Mario Rodriguez).

5. Tecnología

En el futuro, es probable que la tecnología juegue un papel en mejorar las experiencias y garantizar la seguridad. Los visitantes de Beethoven Haus en Bonn no obtienen dispositivos para visitas, por ejemplo, pero las guías del museo se pueden descargar en varios idiomas y gratis en el dispositivo del visitante. “Los días de pagar en efectivo, recibir un boleto en papel y alquilar un auricular para escuchar una audioguía se han ido”, dice Will Gluckin de Get Your Guide . “En la ‘nueva normalidad’, las experiencias serán sin contacto, y esta es una oportunidad para mejorar la experiencia del turista a través de una combinación más perfecta de física y digital”.

6. Conciencia sostenible

Con la desaceleración del mundo para enfrentar la pandemia, presenciamos cambios en la naturaleza nunca antes vistos. Los canales de Venecia, liberados de la presencia de botes y góndolas muestran aguas inusualmente claras y llenas de peces, también en el Parque Kruger los leones exploran zonas a las que no se aventuraban antes.

“Deberíamos usar este tiempo como una rara oportunidad de pensar en cómo viajamos y cómo podemos aspirar a ser viajeros más éticos y sostenibles y ciudadanos globales en el futuro”, dice Leigh Barnes de Intrepid Travel . “Sospechamos que los consumidores serán mucho más conscientes de dónde viajan y cómo sus viajes afectarán los lugares que visitan. Esperamos que esto resulte en que las personas tomen decisiones más conscientes para viajar con compañías responsables que prioricen el medio ambiente y el bienestar de las comunidades locales”.

(Foto: Ezthaiphoto/ Unsplush).

7. Ir más allá

Los lugares populares tienen más probabilidades de atraer multitudes por lo que pueden volverse menos atractivos en el futuro. Los expertos piensan que el mundo será visto como un lugar frágil y que, manejarnos en “manadas” para disfrutar de los viajes, puede no ser lo más sensato. Bruce Poon, autor de Desaprender: el año en que la Tierra se detuvo se pregunta: “¿Qué pasa si decidimos extendernos un poco, tanto para ver partes del mundo que nuestros amigos, familias e Instagramers nunca han visto? No solo ir más allá de los destinos habituales, sino también dispersarnos en los más populares. ¿Quieres ver París? Por supuesto que sí, ¿quién no? ¿Pero tienes que estar en la misma habitación con la Mona Lisa? seguro, pero luego diríjase a los distritos exteriores, donde se está creando gran parte de la cultura francesa del siglo XXI. Se puede ir a Italia, pero mejor viajar al Piamonte de la Toscana y Lecce y omita Como”.

8. Auto-guiados

A raíz del COVID-19 permanecer en espacios reducidos puede resultarnos poco seguro, por lo que, en los próximos meses, las visitas autoguiadas ganarán popularidad. Rob Rankin, de Vagabond Tours dice: “podemos ver un posible aumento en los productos de conducción automática a medida que los viajeros buscan protegerse de los demás”. Las ventas y alquileres de vehículos recreativos están despegando en los Estados Unidos, con un aumento en las reservas de este tipo de vehículos del 1000% desde principios de abril.

Los lugares abiertos y con menos visitantes serán los más elegidos. (Foto: Mario Rodriguez).

9. Sanos y salvos

Will Gluckin de Get Your Guide opina que los operadores y proveedores de actividades turísticas implementarán nuevos estándares operativos y de higiene que ponen a la salud y la seguridad como la máxima prioridad para todos. Y agrega: “junto con las mejores prácticas generales, como las máscaras y el distanciamiento social, los cambios operacionales, como los tamaños de los viajes en grupos más pequeños, las restricciones de capacidad en las principales atracciones y los asientos a distancia en los viajes en autobús y las excursiones de un día serán normales”.

Fuente: www.lonelyplanet.com

¿Cuáles son los países dónde más se puede observar este fenómeno? Mirá la lista a continuación.

Noruega. (Foto: Joshua Harvey/ Unsplash).
Finlandia. (Foto: Jouni Rajala/ Unsplash).
Suecia. (Foto: David Becker/ Unsplash).
Islandia. (Foto: David Becker/ Unsplash).
Canadá. (Foto: Leonard Laub/ Unsplash).
Alaska. (Foto: Vadim Nefedov/ 123RF).
Rusia. (Foto: Natalia Volkova/ 123RF).

Tripadvisor dio a conocer los lugares que tuvieron las mejores calificaciones y comentarios en el último año. Mirá cuáles son.

1 2 3 6
We are using cookies to give you the best experience. You can find out more about which cookies we are using or switch them off in privacy settings.
AcceptPrivacy Settings

GDPR