Category

Tips de viaje

Viajar es uno de mayores placeres de la vida y conocer lugares y vivir nuevas experiencias se transforman en recuerdos imborrables, pero si no te fotografiaste y lo compartís en tus redes sociales, no has estado allí. Te mostramos algunas de esas fotos clásicas que nos tomamos cuando estamos de viaje. ¿Cuáles son las tuyas? ¿Te animás a sumar alguna?

Fotos desde la ventanilla del avión

Una idea de la ansiedad de llegar al destino elegido es que lo empezamos a fotografiar desde el aire. Generalmente no son de las mejores fotos pero, es innegable que son una tentación. Y a vos cámara, vas a tener muuuucho trabajo.

Fotos de comida

Si en tu casa le sacás fotos hasta al plato de milanga con fritas, como no vas a inmortalizar esa delicia gourmet, que te costó un buen billete y de paso vas dando alguna señal de tu destino y lo bien que la estás pasando.

(Foto: Dolgachov/ 123RF).

Fotos del hotel

Antes de empezar a desparramar ropa sucia por toda la habitación y a colgar toallas sobre el respaldo de la silla, hay que dejar constancia del lugar en donde te alojás. La sesión debe incluir fotos de la cama, el baño y obviamente, la vista desde la ventana.

(Foto: Mario Rodriguez).

Fotos de tus pies en la arena

Uñas recién pintadas y pulsera trenzada en el tobillo, o con ojotas compradas en el destino (y que se note). Un clásico playero para despertar envidia. Casi lo olvido, la botellita de cerveza clavada en la arena suma (¿o no?).

(Foto: Elena Yurkina/ 123RF).

Foto de las rodillas en la playa

Estás muy relajado tomando el sol y la estás pasando más que bien, nada mejor que transmitir semejante bienestar con este clásico que, no te olvides, debe tener el mar detrás de tus piernas. Advertencia: para tomarse esta foto hay que lucir bronceado.

(Foto: Antonio Guillem/ 123RF).

Fotos saltando

Quedar congelados en el aire con un espectacular paisaje de fondo demuestra tu buen estado y lo bien que la estás pasando. No es fácil lograrla pero hay que disparar, disparar y disparar hasta conseguir la toma deseada, y que sea antes de perder el buen estado.

(Foto: Rupert Trischberger/ 123RF).

Fotos sosteniendo famosos monumentos

Si no es la Torre de Pisa, el Taj Mahal, la torre Eiffel o las pirámides de Egipto, siempre habrá algún monumento (si es conocido mejor) que nos servirá para este juego fotográfico. Se trata de ser creativos (una opción es copiar e intentar hacerlo mejor).

(Foto: Salajean/ 123RF).

Selfies

Una verdadera adicción de estos tiempos, la búsqueda de la mejor selfie puede consumir tanto tiempo y esfuerzo que empobrece la experiencia o el lugar que intentamos retratar (en un segundo plano) detrás de poses forzadas y poco espontáneas. Pero… quien no se las hace?  

(Foto: Marcos Paulo Prado/ Unsplash).

Fuente: www.vuelaviajes.com

El Ministerio de Turismo y las cámaras empresariales del sector del turismo y la gastronomía presentaron una serie de recomendaciones para cuando la actividad turística se rehabilite.

Los protocolos para estas actividades fueron desarrolladas por el Ministerio de Turismo y Deporte, el Instituto de Calidad Turística (ICTA), la Cámara Argentina de Turismo (CAT), la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA), la Asociación de Hoteles, Restaurantes, Confiterías y Cafés (AHRCC), y  el Consejo Federal de Turismo. Cabe aclarar que la apertura y el horario de atención estarán dispuestos por las autoridades de cada provincia, municipio y comuna, siguiendo estrictas medidas de sanitarias y de seguridad. Algunas de las principales medidas para cuando volvamos a viajar por Argentina son:

Protocolo para hoteles y alojamientos

– Cumplir las normas de higiene y distanciamiento durante el check-in y check-out, disponer de un pre-check online e incorporar medios digitales para cargar la información personal para acelerar el proceso.

– Señalizar los lugares de espera de atención, la distancia entre las personas no puede ser menor a 2 metros. La densidad de ocupación no puede exceder los 2,25 metros cuadrados por persona.

Los protocolos exigen extremar las condiciones de higiene y seguridad. (Foto: Obradov/123RF).

– En una primera etapa se aconseja que cada huésped manipule sus pertenencias y estacione su vehículo para evitar el servicio de botones y valet parking, salvo que el pasajero no pueda hacerlo por sí mismo.

– Procurar opciones de pago con tarjetas de crédito/débito o medios digitales.

– Habilitar un buzón o urna para, al finalizar la estadía, dejar las llaves o tarjetas magnéticas que se deberán desinfectar antes de ser reutilizadas.

– El mobiliario de los espacios comunes deberá respetar las distancias aconsejadas o instalar mamparas o paneles de vidrio.

– Se aconseja el uso individual de los ascensores o no superar el 30% de la capacidad de los mismos.

– En principio, no permitir el uso de las piscinas, spas y gimnasios, salvo que la autoridad sanitaria de cada lugar lo autorice.

– Evitar la manipulación de los alimentos y utensilios por parte de los huéspedes durante el desayuno, por lo que se aconseja la asistencia del personal. Además se sugiere el uso del servicio de desayuno en la habitación, el take away o colocar cafeteras o pavas eléctricas en las habitaciones. Flexibilizar el horario del desayuno. Las servilletas deberán ser de papel.

– Se sugiere hacer reservas para el servicio de comidas o ampliar el horario del comedor. Las cartas del comedor y las habitaciones deben ser digitales o plastificadas para facilitar su desinfección. Sacar los productos de los frigobares de las habitaciones.

El protocolo desarrollado para los hoteles recomienda tomas el desayuno en la habitación. (Foto: Toa Heftiba/Unsplash).

– Proteger los colchones y almohadas con cubre colchón y fundas protectoras. Ventilar las habitaciones por más tiempo y, durante el proceso de limpieza, evitar el riesgo de contaminación cruzada entre las habitaciones. Desinfectar las superficies de contacto como picaportes, interruptores, teléfonos, controles remotos, mesas, etc.

– Cada establecimiento deberá tener lugares adecuados para el frecuente lavado de manos con agua y jabón además de disponer de alcohol en gel u otras soluciones a base de alcohol.

Protocolo para restaurantes y delivery

– Se sugiere el servicio con reserva previa para organizar la cantidad de comensales ya que la densidad de ocupación no debe exceder los 2,25 metros cuadrados por persona.

– Disponer las mesas y sillas para asegurar la distancia aconsejada y, en las áreas de uso común, indicar la capacidad máxima de personas.

– Brindar opciones de pago a través de medios digitales para evitar la manipulación de dinero. Exhibir el menú en carteles o pizarras o presentar la carta en formato digital o plastificada.

– Mientras las normas lo exijan, el tapabocas solo podrá ser retirado por los comensales al momento de ingerir alimentos o bebidas.

– Utilizar individuales (evitar los manteles) para desinfectarlos luego de cada uso. Las servilletas deben ser de papel. Los utensilios, platos y vasos no se colocarán en las mesas antes de la llegada de los comensales.

– Implementar una adecuada política de lavado de vajilla.

– Ofrecer bebidas cerradas en botella o lata.

– En el caso de que el local tenga el servicio de take away, las medidas incluyen lavado de manos o alcohol en gel antes y después de cada entrega o pedido. Establecer horarios escalonados de atención. Considerar la instalación de medidas físicas (mamparas, paneles de vidrio) en los mostradores o sectores de cajas.

– En el caso de las entregas a domicilio, se deberá extremar las condiciones de higiene y seguridad del personal. Evitar la manipulación de los paquetes una vez que salen de la cocina. Avisar al cliente antes de la llegada para evitar tiempos de espera en espacios compartidos.

Durante la entrega a domicilio, el delivery evitará el contacto directo con la persona que recibe. (Foto: Kai Pilger/Unsplash).

– Las mochilas o cajas de traslado utilizadas en el delivery, deben ser desinfectadas previamente. En la entrega se debe evitar el contacto directo con el cliente, dejando el paquete a 2 metros de la persona que recibe.

– Organizar al personal en equipos para reducir la interacción entre las personas. Desinfectar los equipos, instalaciones y espacios utilizados para elaborar y almacenar los alimentos. Cocinar por encima de los 70ºC y mantener la cadena de frío. Lavar la vajilla con detergente y agua caliente y después desinfectar con alcohol al 70%.

Fuente: Infobae.

En la costa este del Pacífico neozelandés se encuentra el pequeño pueblo de Porangahau, se trata de esos tantos lugares que no llaman la atención y que pasaríamos de largo sin detenernos pero, la localidad, de apenas 200 habitantes, tiene una colina de solo 305 metros de altura que ha sido bautizada con el nombre más largo y difícil de pronunciar del mundo.

Taumatawhakatangihangak oauauotamateaturipukaka pikimaungahoronukupokaiwhe nua kitanatahu es el nombre que tiene 85 letras y que en lengua maorí significa “El lugar donde Tamatea, el hombre de rodillas grandes, que se deslizó, trepó y tragó montañas, conocido como devorador de tierras, tocó la flauta a su ser querido”. El vocablo rinde homenaje a la protagonista de una leyenda maorí y, los lugareños, para no complicarse la vida, simplemente le dicen Taumata.

El llamativo nombre ha convertido al lugar en una visita obligada y, cada año, son miles los turistas que recorren la isla y se acercan hasta Porangahau para posar para la foto junto al famoso cartel con el nombre de la colina.

El Libro Guinness de los Récords registra desde hace años a colina neozelandesa como el lugar con nombre más largo pero, surge la polémica, porque el nombre completo original de Bangkok está formado por 17 palabras con 163 letras: Krung thep maha nakorn amorn ratana kosin­mahintar ayutthay amaha dilok phop noppa ratrajathani burirom udom rajaniwes­mahasat harn amorn phimarn avatarn sathit sakkattiya visanukamprasit que traducidas a nuestro idioma significan “Ciudad de los ángeles, la gran ciudad, la ciudad de joya eterna, la ciudad impenetrable del dios Indra, la magnífica capital del mundo dotada de nueve gemas preciosas, la ciudad feliz, que abunda en un colosal Palacio Real que se asemeja al domicilio divino donde reinan los dioses reencarnados, una ciudad brindada por Indra y construida por Vishnukam”.

Un pueblo de Gales tiene la nada despreciable cantidad de 58 letras. (Foto: Tosca Weijers/123RF).

Europa, para no quedarse atrás, también tiene un lugar con nombre largo, se trata de un pueblo galés en la isla de Anglesey cuyo nombre se compone por 58 letras: Llanfairpwllgwyngyllgogerychwyrndrobwllllantysiliogogogoch o, en castellano, “Iglesia de Santa María en el hueco del avellano blanco cerca de un torbellino rápido y la iglesia de San Tisilio cerca de la gruta roja”, aunque por razones obvias para los vecinos es LlanfairPG o, más corto aún, LPG.

Fuente: www.lavanguardia.com

Conocida como un ícono de Nueva York, es un paseo obligatorio para quienes realizan una visita a la Gran Manzana. Conocé algunos datos que quizás no sabías.

  1. Un presente

La popularmente conocida Estatua de la Libertad, en realidad se llama “La libertad iluminando el mundo”. Fue construida en París, Francia por Auguste Bartholdi y fue regalada por el gobierno a los Estados Unidos. Su construcción tardó unos ocho años. Fue embalada en 214 cajas y enviada en 1885.

  • Su aniversario

Si bien llegó al país en 1885 se necesitaba crear un pedestal para armarla. Su inauguración fue un año más tarde. Por esto cada 28 de octubre se celebra su cumpleaños. Desde el año 1984 es considerada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

  • ¿Dónde se ubica?

Al principio Auguste Bartholdi había pensado en otras opciones para colocarla Central Park y Prospect Park. Al final se decidió por Bedloe’s Island, ya que por la ubicación cercana al puerto la estatua sería lo primero que los inmigrantes verían al llegar. Hoy la isla cambió su nombre por Liberty Island.

  • ¿Qué representa?

La estatua simboliza la libertad y la democracia en los Estados Unidos. La corona tiene siete rayos, cada uno de estos representan los siete mares y continentes del mundo. Para llegar hasta ella es necesario subir 354 escalones y desde allí se podrá mirar a través de sus 25 ventanas. En su mano derecha sostiene la antorcha que está cubierta de finas láminas de oro, y en la izquierda una inscripción del 4 de julio de 1776, Día de la Declaración de la Independencia estadounidense.

  • ¿Qué tan alta es?

Lady Liberty mide unos 46 metros, mientras que su pedestal unos 47. El peso de la estatua sola se calcula alrededor de 220 toneladas, entre los materiales se encuentran: cobre, acero y concreto.

  • Fue cambiando

En realidad, la estatua no era de ese color verde tan particular, sino marrón rojizo. Con el pasar de los años el cobre que la recubre se fue oxidando hasta quedar en su tono característico de hoy. En 1906 el congreso propuso pintarla de nuevo para que vuelva a su tonalidad original pero la oposición se negó rotundamente.

  • Sin visitas

Durante la primera Guerra Mundial, en 1916, los alemanes atacaron una isla ubicada muy cerca de Liberty Island. Durante la explosión la antorcha fue dañada debido a algunos fragmentos que impactaron contra ella. Desde ese momento las visitas a la antorcha están prohibidas.

Levante la mano el huésped que nunca guardó en su valija algún recuerdo de los hoteles que visitó. Generalmente se trata de pequeñas botellitas de champú, gorros de ducha, lapiceras o anotadores pero a juzgar por este informe, a algunos se les va la mano.

Antes que nada, aclaremos, cualquier objeto desechable puede volverse en tu bolso sin consecuencias legales. Los artículos de baño como el champú, el gorro de ducha, el kit dental, etc.; la ropa descartable para el spa como las babuchas y chancletas; los regalos promocionales con el logo del hotel como los blocks de notas, lapiceras, etc.; y claro, los bombones, chocolates o caramelos de bienvenida.

Estos son los artículos más robados, según la encuesta realizada por la web gadling.com.

1. Las toallas son lejos, el artículo más robado de los hoteles, junto con las salidas de baño y las perchas.

2. Las sábanas son otro de los artículos que suman peso en la valija de regreso del viajero, también los acolchados, mantas e incluso, almohadas.

3. El servicio a la habitación facilita la desaparición de los cuchillos, tenedores y cucharas (de cualquier tamaño) además de los platos, vasos y tazas.

4. El baño se suma a las escenas del delito: los secadores de pelo, las papeleras y las planchas. Los champús y enjuagues se pueden llevar pero la bonita canasta tejida con hojas de palma que los contiene, no.

Close up view on the bottles with cosmetics in the hotel bathroom

5. Los televisores suelen salvarse, son grandes y muchas veces están atornillados a la pared, pero los teléfonos, controles remotos y pilas, son presa fácil.

6. Algunos huéspedes se roban los focos de luz, además de otros artículos de decoración de la habitación como espejos, veladores, jarrones, etc.

El sitio gadling.com enumera otros artículos insólitos como las señales y carteles como los de salida de emergencia, el número de la habitación o cualquier otra señalética del hotel.

Un robo es un robo, pero según datos de los distintos hoteles encuestados, llevarse de un hotel una fotocopiadora, las puertas de un vestidor y hasta un aire acondicionado, es mucho más que una travesura.

Estrellas del robo

La página web sobre turismo de lujo Wellness Heaven consultó en 1.157 hoteles, de cuatro y cinco estrellas, cuáles fueron los artículos más robados en sus establecimientos. Lo llamativo del resultado es que reveló que los huéspedes se llevan objetos cada vez más grandes. Se observó que los televisores, tabletas y colchones (por extraño que parezca, 49 hoteles informaron haber sufrido el robo de colchones) fueron robados con mayor frecuencia en los establecimientos de mayor categoría, las pilas y controles remotos resultaron la especialidad de los visitantes de los de cuatro estrellas.

Turistas profesionales

En algunos hoteles han efectuado robos que han requerido el uso de destornilladores y otras herramientas para llevarse cuadros, picaportes, secadores de pelo, toalleros, espejos, aparatos electrodomésticos y de audio, etc.

El minibar también es una víctima. Es muy común que el huésped consuma una botellita de ginebra o vodka y la rellene de agua o, que haga lo mismo con las de whisky o coñac y sustituya el líquido por té.

Algunas medidas

Los robos, para los hoteles, significan una perdida considerable por lo que algunos instalaron medidas para evitar que se produzcan o al menos minimizarlos. Las perchas constan de dos partes y una de ellas está fija a la barra por lo que la otra pieza, la “robable”, queda inutilizada. En toallas y salidas de baño se instalan pequeños microchips que se activan al salir del hotel y en algunos minibares un sistema electrónico registra automáticamente en la cuenta del huésped el uso de cada botellita con solo sacarla del estante.

Fuentes:

lavozdelmuro.net/esto-es-lo-que-te-puedes-llevarte-de-un-hotel-sin-que-te-remueva-la-conciencia

gadling.com/2010/06/14/top-items-stolen-from-hotels-from-towels-to-plasma-tvs

casacochecurro.com/lo-que-mas-robamos-en-los-hoteles.html

cnnespanol.cnn.com/2019/12/09/colchones-cafeteras-y-una-cabeza-de-jabali-disecada-los-sorprendentes-articulos-que-se-roban-en-los-hoteles-de-lujo/

Uno de los íconos del mundo, situado en la ciudad de Agra, tiene muchas curiosidades por conocer.

  • Una historia de amor

La construcción del Taj Mahal fue realizada a pedido Shah Jahan, el gobernante mongol, en honor a su tercera esposa, Arjumand Banu Begum. Quién también conocida como Mumtaz Mahal. Esta era su favorita, y falleció dando a luz al hijo de ambos.

  • La construcción

Para edificarlo se necesitaron más de 20 000 trabajadores que no gozaban de grandes descansos. Lo más curioso son los medios de transporte de los materiales: más de 1 000 elefantes cumplían esta tarea. Incluso en algunos casos tenían que recorrer hasta 300 kilómetros para traer los elementos. La construcción tardó mucho tiempo, desde 1631 hasta 1654.

  • ¿Qué significa Taj Mahal?

El nombre del mausoleo también tiene una gran importancia. Taj, proviene del persa que significa “Corona”. Mientras que Mahal, es un diminutivo del popular apodo Mumtaz Mahal, de la fallecida esposa del gobernante, que significa “Primera dama del palacio”. Así que el el nombre “Taj Mahal” en realidad simboliza “Corona de la Primera dama”.

(Foto: Paul Dufour/ Unsplash).
  • Sus paredes

En su mayoría, el edificio está construido con mármol. Este era traído desde Rajastán, Tíbet, Afganistán y China. Además, tiene incrustaciones de piedras preciosas, se dice que son más de 30 tipo de piedras. A lo largo de los años ha sufrido varios saqueos de estas.

  • Simetría casi completa

Lo más importante para el gobernante mongol era que el mausoleo dedicado a su gran amor tuviera simetría. Es así como casi todos los elementos que lo componen cumplen con esta regla. Pero hay una gran excepción, el sepulcro de Shah Jahan. Esto es así por dos razones: la primera, debido a que es mucho más grande que el de su esposa, ya que en la cultura mogol la tumba del hombre debía ser mayor que la de la mujer. La segunda es que el edificio estaba pensado para una sola tumba, no para dos.

  • Varios edificios

En el lugar no solo se encuentra en mausoleo, está conformado por 17 hectáreas donde también se ubican una mezquita, una casa de invitados y grandes jardines, todos muy bien cuidados. Además, los días viernes está cerrado debido a que es días de oración, solo pueden ingresar los devotos musulmanes.

  • Multiples reconocimientos

En el año 1983, el Taj Mahal fue nombrado por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad, por ser «la joya del arte musulmán en India y una de las obras maestras del patrimonio mundial admiradas universalmente». Además, en 2007 fue elegido como una de Las Nuevas Siete Maravillas del Mundo Moderno junto con el Coliseo Romano, Petra, la Gran Muralla China, el Machu Picchu, Chichén Itza y el Cristo Redentor.

  • El ingreso

Con la compra de la entrada a Taj Mahal se incluye también una botella de agua y pantuflas de tela. La primera es para poder combatir el calor que hace allí, principalmente en las épocas de verano. Mientras que la segunda es debido a que no se permite entrar calzado al lugar.

  • Visitas

El Taj Mahal abre sus puertas 30 minutos antes de la salida del sol y las cierra 30 tras la puesta de sol. Según las reglas, las personas solo pueden pasar 2 horas en el recinto, para así evitar la multutid.

Según los que saben, la mejor hora para visitarlo es bien temprano, con la salida del sol.

De varios pisos, de varios colores y con muchos libros, estos lugares han conseguido ganarse el corazón de mucho viajeros.

Conocé estos lugares que son dignos de formar esta famosa lista.

Las siete maravillas del mundo moderno

Chichén Itzá. México

(Foto: Filip GieldaUnsplash).

Coliseo Romano. Roma. Italia

(Foto: David LibeertUnsplash).

Cristo Redentor. Río de Janeiro. Brasil

(Foto: ckturistandoUnsplash).

La Gran Muralla China. China

(Foto: Hanson LuUnsplash).

Machu Picchu. Perú

(Foto: Willian Justen de Vasconcellos/ Unsplash).

Petra. Jordania

(Foto: Alex Vasey/ Unsplash).

El Taj Mahal. Agra. India

(Foto: Paul Dufour/ Unsplash).

Las siete maravillas naturales

Isla Komodo. Indonesia

(Foto: Sergei Uriadnikov/ 123RF).

Montaña de la Mesa. Sudáfrica

(Foto: Jaysi/ 123RF).

Bahía de Ha-Long. Vietnam

(Foto: Lewis J GoetzUnsplash).

Selva Amazónica y río Amazonas. América del Sur

(Foto: Nathalia SegatoUnsplash).

Río subterráneo de Puerto Princesa. Filipinas

(Foto: Tashulia/ 123RF).

Isla de Jeju. Corea del Sur

(Foto: LightscapeUnsplash).

Cataratas del Iguazú. Brasil y Argentina

(Foto: Derek OyenUnsplash).

En esta nota te contamos algunos de los muchos tipos de viajeros y su forma de hacer turismo. ¿Te animas a aportar algún otro?

El planificador

Para estos exigentes viajeros nada está librado al azar. Realizan un detallado plan que se ajuste a su presupuesto, tiempo y gustos. Se quedan en su casa antes que improvisar. Meticulosos en extremo, consultan a agentes de viajes, familiares y amigos que hayan viajado al lugar elegido y analizan las valoraciones en la web de cada transporte, alojamiento, excursión y cuanto servicio vayan a utilizar en su viaje. Aventura planificada, experiencia garantizada.

(Foto: Puhhha/ 123RF).

El tacaño

Este viajero calcula todo. Anota lo que gasta antes, durante y después de un viaje. Y, si viaja a otro país baraja todas las opciones para gastar menos: tipo de cambio, moneda local o dólar, tarjeta de débito o crédito? Regateador profesional, pide descuento por todo. Compra de recuerdo imanes por docena, todos iguales, porque son más baratos. Llega a sufrir por estar de vacaciones, ya que en su casa gastaría menos.

El quejoso

Una verdadera pesadilla, se queja por todo. No se le puede negar coherencia, comienza antes de llegar al aeropuerto y continúa durante todo el viaje. El horario, las colas, la espera, el chiquillo que corretea en preembarque, etc, etc. En su lugar de destino, el hotel es otra fuente inagotable para el quejido, la ubicación, la comida, el agua caliente, el agua fría. Le siguen en su orden de preferencia: los precios, el tiempo y la temperatura de la arena.

El fotógrafo

Este viajero necesita registrar cada lugar y cada experiencia de su viaje. Se lo puede ver varias veces con la misma ropa pero, con distintos artefactos que le permitan lograr la mejor foto. El gran angular para las montañas, el tele para captar al monito, la camarita pegada al casco durante el rafting, incluso el smartphone de no se cuantos megapíxeles y claro, ahora también el drone. Viaja solo para no tener que explicar que le encanta perder horas de su viaje en espera del atardecer perfecto.

(Foto: Shao-Chun Wang/ 123RF).

El cultural

Este viajero se interesa por la historia, las costumbres y las tradiciones del destino que visita. Día de playa, día perdido. Cámara en mano recorre cada templo religioso, cada monumento y cada museo del lugar. Prueba el plato típico, pregunta sobre sus ingredientes y el origen de los mismos. Se mezcla con la gente local y, así no tenga idea de su idioma, encuentra la forma de comunicarse. En sus fotos hay iglesias, obras arquitectónicas, calles adoquinadas y primeros planos de lugareños, con trajes típicos, mejor.

El gourmet

Apasionado por la gastronomía, este viajero planea sus viajes en torno a la comida y disfruta como nadie de la experiencia culinaria local. Prueba los sabores típicos del destino y los exóticos. El foodie es además un planificador ya que recorre los restaurantes exclusivos –que lleva detalladamente estudiados- y también, se detiene en cada puesto callejero que lo tiente.

El comprador

La persona que entra en esta categoría viaja con valija XXL, 5 kilos a la ida y paga sobrepeso a la vuelta. No importa si visita una gran ciudad llena de shoppings o un semidesértico destino playero, siempre encuentra alguna cosita para llevarse de recuerdo. Algo de artesanía local pero, si el precio es bueno, vuelve con zapatos, el aparato tecnológico que en donde vive no existe y hasta con la colorida camisa caribeña que ya en casa, no se anima a usar. Ese sol azteca colgado en tu pared te lo trajo él.

El aventurero

A este tipo de viajero le encantan los lugares al aire libre y si son de difícil acceso, mejor. No tienen un itinerario definido ya que prefieren “perderse” y conocer cada rincón de su destino sin un plan. Solo necesitan de su mochila y sus zapatos cómodos para recorrer selvas, volcanes, ruinas, glaciares, barrios marginales y todos los lugares que lo alejen de la monotonía y la comodidad.

(Foto: Rcaucino/ 123RF).

El online

Este viajero pregunta la clave wifi del hotel antes que el número de su habitación. Se siente desnudo sin su Smartphone y le falta el aire si su batería se está por acabar. Filma y fotografía todo lo que haga. Sube inmediatamente a sus redes sociales fotos de lo que comió, de la playa, de la excursión, además del videíto con sus pies entrando en el mar. El baño y la habitación también deben ser mostrados. Que nadie se quede sin saber donde está y qué hace a cada hora del día.

Para los amantes del turismo, para los viajeros, para los memoriosos o simplemente para quienes están aburridos en esta cuarentena, les recomendamos algunas webs con juegos relacionados a la geografía.

Esta web es ideal para disfrutar y pasar un buen momento en familia. Con una estética animada, primero se elige con que continente se va a jugar. A partir de esa elección se puede optar por marcar los países en un mapa, escoger la capital correcta de cada uno y reconocer la bandera.

Se puede jugar en línea o descargar la aplicación.

En esta completa plataforma demostrarás cuanto sabes de geografía. Ciudades, regiones, países, continentes, ríos, lagos, mares, océanos y hasta los planetas del sistema solar son algunas de las categorías por las que se pueden optar.

En sus juegos se puede localizar, marcar la etiqueta y escribir el nombre del destino. Esta web es una de las que más mapas contiene. Además, cuenta con otra opción muy interesante, “modo aprendizaje”, en donde el usuario toca algún punto del mapa y se le muestra los datos que corresponden.

Podés elegir entre 36 idiomas entre los que se encuentran japonés, alemán, ruso y turco, entre otros.

En esta página la consigna es muy fácil, marcar la opción correcta. Sobre un total de 17 enunciados, en donde hay afirmaciones y preguntas. En ellas se tiene oraciones sobre geografía, cultura e historia, el usuario debe elegir la respuesta que considera correcta. Para orientar al jugador, cada frase va acompañada por una foto icónica del lugar o un mapa.

Esta web se encuentra en inglés, pero el traductor de google lo convierte automáticamente sin problemas.

Otra página interesante para visitar en familia. Cuenta con diferentes opciones como el rompecabezas (puzzle) y juegos de nombrar y de localizar. Basta con entrar a los más de 5.000 mapas interactivos disponibles para jugar.

A la hora de comenzar a participar, se tiene que escoger entre “juega” y “aprende”, en el segundo caso se debe hacer click sobre cada destino para que se marque el nombre.

Las distintas alternativas a posibles a la hora de comenzar son: capitales, provincias y ríos.

Este sitio ha ganado muchísima popularidad y tiene ocho opciones de idiomas.

Una opción diferente

Douwe

Esta web no es para jugar sino para recordar viejas aventuras alrededor del mundo. Tiene seis mapas disponibles: el mundo, Estados Unidos, India, Canadá y Brasil.

Debajo de cada mapa se encuentran los países o ciudades en donde el usuario señala los que visitó. En base a las opciones elegidas el mapa se va pintando y calculará el porcentaje del mundo conocido por el viajero.

1 2 3
We are using cookies to give you the best experience. You can find out more about which cookies we are using or switch them off in privacy settings.
AcceptPrivacy Settings

GDPR