Piriápolis lanzó la temporada con su clásica paella gigante

Miles de personas disfrutaron de esta fiesta en donde se prepararon 4000 porciones y parte de lo recaudado fue a beneficio Fundación Hemovida del Hemocentro Maldonado.

La 21ª edición de la Paella Gigante se realizó el pasado sábado 14 de diciembre en la explanada del puerto de Piriápolis. También, durante tres días, se llevó a cabo una feria gastronómica, con destacados referentes de la gastronomía local, además de una nutrida agenda de espectáculos y números musicales.

Organizado por la Asociación de Promoción Turística de Piriápolis (Aprotur) el evento contó con la presencia de la Directora General del Ministerio de Turismo, Hyara Rodríguez,el Intendente de Maldonado, Enrique Antía, el Director de Turismo de la Intendencia de Maldonado, Luis Borsari, el Presidente Aprotur, Manuel Reyna, autoridades del Hemocentro de Maldonado, entre otros importantes directivos y más de 40 medios de prensa de Uruguay y Argentina.

El chef Fernando Barbachán reveló a los medios presentes, los ingredientes utilizados para la elaboración de semejante paella: “350 kilos de arroz, 400 kilos de pollo, 300 kilos de cerdo y 600 kilos de mariscos entre calamares, mejillones, pulpa de mejillones, berberechos y camarones, 200 kilos de verduras para el sofrito y el caldo, 30 kilos de pulpa de tomate y 10 litros de aceite de oliva”. Luego compartió una curiosidad: “la antigua paellera, con siete metros de diámetro, representaba un problema para su traslado, por eso se construyó una nueva que puede dividirse en dos y trasladarse en cualquier camioneta, después se une con tornillos y para evitar que no pierda los líquidos, se sella con engrudo, o sea, agua y harina”.

Se prenden más de 30 quemadores que levantan la temperatura de la gran paellera. Luego, una retroexcavadora incorpora el arroz y los mariscos congelados -para evitar la pérdida de la cadena de frío-mientras, con grandes rastrillos de acero inoxidable se mezclan los ingredientes. La cocción lleva aproximadamente una hora y media. Una vez que la paella está a punto, los chefs que participaron hacen un brindis y luego, se sirven las miles de porciones preparadas. La gente disfruta del abundante plato en largas mesas instaladas en la rambla o en mesas y sillas que ellos mismos llevan.

El evento, símbolo de Piriápolis, marca el inicio de la temporada de verano. (Foto: Mario Rodriguez).

Por su parte, Manuel Reyna, presidente de Aprotur, destacó el fin benéfico del evento, ya que la Fundación Hemovida del Hemocentro Maldonado recibe parte de lo recaudado y, sobre la temporada que comienza, puntualizó los importante beneficios para los argentinos que visiten Uruguay, entre los que se destaca la devolución total del IVA -22 por ciento- en hotelería, gastronomía y alquiler de autos.

Post relacionados

Dejar un comentario

GDPR